jueves, 18 de abril de 2013

Barranco de Tejada

El barranco de Tejada se encuentra entre las poblaciones de Tejada y Quintanilla del Coco (Burgos). Se trata de una grieta excavada por el arroyo de los Molinos para salir de las Peñas de Cervera, antes de unirse al río Mataviejas, afluente del Arlanza.

Aproximación


Podemos dejar el coche en el lado de Tejada o cerca de la ermita de las Naves, en el lado de Quintanilla del Coco. No hay gran diferencia en tiempo de caminata entre una y otra opción. La combinación de coches es innecesaria, pues nos ahorra el pateo cuesta arriba y luego cuesta abajo desde el final al inicio del barranco, pero éste no supone mucho más de media hora.

Mapa topográfico de la zona (Sigpac).


El barranco, al fondo, desde la chopera.
Desde Tejada: cruzamos el pueblo entero. Al final de la última calle se sigue por una pista (camino de Barriosuso), paralela al Arroyo de la Vega. Tras 1,5 km, siempre sin abandonarla, por lo más evidente, la pista muere en las inmediaciones de una pequeña chopera, donde ya se adivina la entrada al barranco. Ya a pie, alcanzamos los restos de la pequeña presa de la entrada en menos de 5 minutos desde el coche.






Cascada final del barranco.



Desde Quintanilla del Coco
: sin entrar en Quintanilla del Coco, desde la carretera BU-900 sale un camino principal en dirección sur hacia la ermita de las Naves. Poco más de medio km después, tomamos el camino principal de la izquierda, de todos los que aparecen en la encrucijada. Tras otro medio km largo, llegamos a la ermita, situada en un alto. Desde aquí se aprecia bien el corte en la montaña formado por el barranco. El camino sigue unos centenares de metros más, pero enseguida se vuelve difícil de transitar, por lo que es buena opción dejar el coche cerca de la ermita. Hasta la salida del barranco no hay más de 10 minutos de marcha.





Desde el final al inicio del barranco: no sabemos de ninguna senda que lleve directamente desde la salida al inicio. Nosotros remontamos la ladera de la izquierda orográfica del barranco, hasta que consigamos coronar, por donde más fácil lo veamos. Una vez arriba, se trata de cruzar el bosque de sabinas y encinas en dirección sur hasta alcanzar un pequeño vallejo que desciende hasta las inmediaciones de la entrada al barranco. El tiempo de este recorrido ronda 30-40 minutos.

Inicio del barranco.

Descenso


Topo del barranco.

Existen dos tramos diferenciados. El primero es algo más abierto, con vegetación que según el año puede resultar molesta (zarzas). Hay varios resaltes de hasta 5 metros. La escapatoria parece factible por la margen derecha casi de continuo.

El cuarto rápel nos introduce en la parte más encajonada y oscura, con los rápeles más seguidos. La vegetación desaparece. El barranco se abre súbitamente en el último rápel, sobre una colada de barro calcificado.

R4 (7 m)
En total, empleamos la cuerda en 7 resaltes, el mayor de 11 m, aunque alguno podría ser saltable o destrepable. 1 hora suele ser suficiente para su descenso. El equipamiento es correcto, mediante dobles anclajes con cadena en la primera mitad, y dobles placas con anillas en la segunda. Sin embargo, es recomendable llevar material de instalación, por si acaso.

En verano se seca completamente, por lo que es conveniente recorrerlo después de lluvias. Sin embargo, es difícil descenderlo con agua limpia, pues en la primera parte, la vegetación y las pozas retienen muchos sedimentos que levantamos al pisar, enturbiando el agua.


Reglamentación


Los cortados calizos de los alrededores del barranco son zona de anidación de especies protegidas (buitre). A su vez, el barranco se encuentra dentro del Espacio Natural "Sabinares del Arlanza", en una Zona de Uso Limitado de Interés Especial.


Extracto del mapa de zonificación del Espacio Natural.

He buscado legislación que afecte a este Espacio Natural, y sólo he encontrado que será necesaria autorización para celebrar competiciones deportivas fuera de zonas de uso general o carreteras. Asimismo, he tratado de obtener información acerca de la prohibición o no del descenso, mediante formularios en la página de la Junta o enviando correos electrónicos, sin respuesta en ningún caso.
Si intentamos acceder al final del barranco desde Quintanilla del Coco, encontraremos este cartel:


Letrero en el acceso a la cascada final desde Quintanilla.

Lo que dice, aunque respetable, es bastante indefinido, y no se hace referencia a ninguna Ley o normativa aplicable. Por otra parte, el cercano desfiladero de La Yecla es un caso prácticamente idéntico al anterior: barranco en Zona de Uso Limitado de Interés Especial, con anidación de buitres en las inmediaciones. Pero allí hay una pasarela llena de turistas y una carretera, que hacen mucho más ruido que un grupo de barranqueros...

Me da la impresión de que el PORN se encuentra todavía en fase de redacción, y no recogerá la actividad del barranquismo como actividad prohibida o autorizada. La molestia a las aves es lo que podrán utilizar para una eventual prohibición o denuncia, pero es algo tan subjetivo que dependerá del criterio del guarda que nos sorprenda saliendo del barranco.

Por resumir, creo que, por el fondo del barranco, la molestia a la aves es mínima, pues el ruido del agua es suficiente para encubrir el que provoquemos nosotros. Por otra parte, en la zona de anidación que se ve desde la ermita, el barranco está más encajado, ocultándonos así de los buitres. Sí recomiendo que, en el retorno o acceso hacia Tejada, no subamos al pie de las paredes, sino que nos alejemos un poco de las mismas para remontar la ladera. Aunque no sepamos si el descenso está prohibido o no, hagamos todo lo posible por no molestar a los buitres.


3 comentarios:

  1. Muy buen trabajo peque, puede ser un buen barranco de iniciación para la gente de cerca.UN SALUDO.

    ResponderEliminar
  2. Lo habeis equipado vosotros o sabes quien es el equipador.. lo estuve haciendo y hay algunas instalaciones algo tetricas

    ResponderEliminar
  3. Hola:
    Hace un par de años que no lo desciendo, así que desconozco el estado actual. Nosotros no hicimos el equipamiento principal; simplemente repusimos alguna de las últimas cabeceras, que habían sido "sustraídas". No sé si habrá sucedido algo parecido últimamente.
    Saludos.

    ResponderEliminar